miércoles, 4 de noviembre de 2009

CRÍTICA A LA PELÍCULA ESPAÑOLA “AFTER” DE ALBERTO RODRÍGUEZ




Por Antonio David Peña.
Después de ver 7 vírgenes, apunté en mi lista de directores interesantes a su director, Alberto Rodríguez, pero luego de ver su nueva película, titulada After, no sé si borrarlo, en pocas palabras, que me ha decepcionado un poco.
La película que cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros no ha sabido utilizar bien todos los medios con los que ha contado y se ha quedado un poco plana, con estética de videoclip.
En cuanto al reparto, los dos coprotagonistas masculinos, Guillermo Toledo y Tristán Ulloa, realizan un notable trabajo, haciendo muy creíbles sus personajes de Julio y Manuel. En cuanto a Blanca Romero, logra convencernos de que es Ana, pero sin el nivel de sus dos “compis” de juerga.
La cinta rodada íntegramente en la ciudad de Sevilla, gustará además de a los sevillanos, a todos aquellos que tengan treinta y tantos largos años y que al igual que sus protagonistas, intenten una huída hacía la adolescencia como única posibilidad para evadirse de sus vidas, utilizando la fiesta desenfrenada como medio de transporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada